Introduction

Una vaca sana es una vaca productiva que come entre ocho y doce porciones de forraje fresco al día. Por tal razón, es vital que haya siempre alimento disponible en la cornadiza. Sin embargo, debido a los patrones de alimentación de las vacas, suele suceder que en algunos lugares hay más alimento que en otros.

En casos así, los sistemas de empuje automático del alimento con distancias fijas revelan sus limitaciones. Es posible que, mientras que en un sitio no haya suficiente alimento, en otro haya demasiado. Esto puede dificultar mucho el empuje automático del alimento debido a la resistencia.

El Lely Juno puede empujar el alimento de forma dinámica, solucionando el problema de la distribución no uniforme. De esta manera, el alimento se empuja de forma eficiente, independientemente de si hay mucho o poco.

dymamisch voer aanschuiven.jpg
Empuje dinámico

El Lely Juno está equipado con software inteligente que le permite medir de forma independiente la distancia a la cornadiza requerida para un empuje óptimo del alimento. Para ello se basa en la cantidad de alimento presente en el pasillo de alimentación y en su resistencia, un parámetro fundamental en el patrón de empuje del Juno.

El Juno es muy fácil de usar. Basta con indicar la ruta, la distancia mínima a la cornadiza, la frecuencia de empuje y el tipo de alimento por grupo. A partir de estos datos, el Juno determina el nivel de resistencia y la fuerza de empuje. El Juno comprueba que el alimento se empuje bien siempre, incluso entre ingestiones.

Mayor eficiencia en la alimentación

Un empuje eficiente del alimento permite incrementar la eficiencia de varias formas. El Lely Juno ahorra energía, reduce su carga de trabajo y garantiza que sus vacas lleguen al alimento en todo momento, con lo que aumenta la ingesta. Puesto que las vacas no pueden ser tan caprichosas con respecto al tipo de alimento que consumen, el volumen de alimento residual se reduce considerablemente.

Mayor producción

Al disponer siempre de alimento en la cornadiza, las vacas pueden comer a cualquier hora del día o de la noche. Esto tiene claras ventajas, como una mayor eficiencia de la alimentación, rúmenes más sanos y una menor competencia. Además se reducen los niveles de estrés, con el consiguiente aumento de los niveles de salud de las vacas. Y es que las vacas saludables y tranquilas producen más y más carne.

Alimentación

Una alimentación eficiente tiene un efecto positivo en la salud de la vaca y en su producción lechera. Mezclar las porciones adecuadas y en las cantidades acertadas, y liberarlas en el momento adecuado, requiere conocimientos, experiencia y tiempo. Nuestros sistemas de alimentación automática hacen este trabajo de forma excepcionalmente eficiente. Ahorrar tiempo le garantiza disponer del alimento adecuado en el momento adecuado.

Top

El sitio web de Lely usa cookies. Más información en esta página. Cerrar