Introduction

El Lely Vector se basa en un principio sencillo: disponer siempre de la cantidad de alimento correcta con el esfuerzo y la energía mínimos. Las vacas y su comportamiento natural también han sido una prioridad a la hora de desarrollar el Vector. Cuando las vacas pacen en el exterior pueden pasarse el día entero rumiando; ahora pueden hacer lo mismo en el establo.

Los sistemas automáticos de alimentación no solo le ahorran tiempo, sino que también le permiten eliminar por completo la alimentación de sus rutinas de trabajo diario. Sus vacas disponen siempre de una ración fresca y de una mezcla adecuada en la cornadiza, para que puedan comer varias veces al día si lo desean. De esta manera se estimula la actividad de la vaca, lo que en última instancia conllevará un aumento en la producción de leche.

Alimentación inteligente

Durante sus rondas, el Vector lleva a cabo dos tareas: empuja el alimento y lo repone en caso necesario. En cada ronda, el sensor de altura del alimento determina la cantidad de alimento presente en la cornadiza. El robot de alimentación determina si se necesita alimento fresco, y en tal caso cuánto alimento, sin que usted tenga que pensar en ello. Lo único que hay que configurar de forma manual es la altura del alimento en la cornadiza. Además de medir la cantidad de alimento, el Vector lo empuja. Por lo tanto, incluso aunque no haga falta reponer alimento, la vaca tendrá siempre a su alcance una cantidad suficiente de alimento fresco.

efficiency

Comportamiento alimentario natural

El sistema de alimentación inteligente se adapta sin problemas al comportamiento alimentario de las vacas. Una vaca sana come entre ocho y doce porciones de forraje al día. Sin embargo, nunca se sabe de antemano a qué hora se pondrá a comer. El comportamiento alimentario depende de varios factores. Por ejemplo, si se emplea o no ordeño automático, si hay ruido en el establo, si se retiran o no los restos de alimento, y las condiciones atmosféricas. Las fluctuaciones de temperatura pueden hacer que la ingesta de alimento varíe en torno al 10 % diario. 

El Vector ofrece también una solución a los ganaderos con establos al aire libre. Si las vacas tienen libertad para salir del establo, estimar la ración correcta puede ser todo un reto. En cuanto el tiempo cambia, ya sea a soleado o lluvioso, las vacas regresan al establo a seguir comiendo en la cornadiza. El sistema de alimentación inteligente del Vector les garantiza que siempre encontrarán alimento fresco y sabroso.

Mayor producción de leche

Al disponer siempre de alimento fresco en la cornadiza, las vacas pueden comer a cualquier hora del día o de la noche. Esto tiene claras ventajas, como una mayor ingesta de alimento y un rumen más sano. Además, se reduce la competitividad entre las vacas. Las vacas en los últimos peldaños de la jerarquía también pueden disfrutar de alimento fresco, una vez las vacas dominantes hayan comido. Una vaca saludable y tranquila hace aumentar la producción tanto de leche como de carne.

Alimentación

Una alimentación eficiente tiene un efecto positivo en la salud de la vaca y en su producción lechera. Mezclar las porciones adecuadas y en las cantidades acertadas, y liberarlas en el momento adecuado, requiere conocimientos, experiencia y tiempo. Nuestros sistemas de alimentación automática hacen este trabajo de forma excepcionalmente eficiente. Ahorrar tiempo le garantiza disponer del alimento adecuado en el momento adecuado.

Top

El sitio web de Lely usa cookies. Más información en esta página. Cerrar