El objetivo de cualquier explotación agraria consiste en llenar los tanques de leche de alta calidad. Quienes optan por el ordeño automatizado de la mano de un Lely Astronaut tienen ese objetivo garantizado. Todo está diseñado para garantizar la buena calidad de la leche, desde la limpieza y el tratamiento de las ubres y los controles de calidad de la leche hasta el transporte y la refrigeración de la leche o el sistema de limpieza automatizado.

Vacas sanas

La supervisión continua de la calidad de la leche le garantiza llenar el tanque de leche de alta calidad mientras vela por la salud de sus vacas. El sistema le alerta en seguida de cualquier anomalía para que pueda actuar con rapidez en caso necesario.

Limpieza con cepillos: los mejores resultados

Cuanto más sanas estén las ubres, mejor será la leche. Por eso el Lely Astronaut incorpora un exclusivo sistema de limpieza con cepillos. Solo los cepillos limpian la zona alrededor de los pezones y la parte inferior de las ubres. Eliminan hasta la suciedad y el estiércol más incrustado. La limpieza con cepillos también estimula la bajada de la leche.

Tras limpiar cada vaca, los cepillos se desinfectan concienzudamente para minimizar el riesgo de contaminación cruzada.

Supervisión constante en el origen

Tan pronto como la vaca deja ir la leche, el sistema Lely MQC (Control de calidad de la leche) se activa. El sistema MQC muestra una serie de indicadores útiles sobre la calidad de la leche, como por ejemplo el recuento de células somáticas, el color y la conductividad. También se indica el contenido en grasa, proteínas y lactosa. El sistema le permite además comprobar de forma automática en cada ordeño el estado global de salud de la vaca y cómo va su alimentación. Los datos se convierten inmediatamente en información útil. En caso de desvío en los parámetros de la leche, existe la opción de separar la leche automáticamente.

El sistema de monitorización está incorporado en el brazo del robot, justo al lado de la ubre. La posición cercana a la fuente permite al MQC monitorizar adecuadamente la calidad de la leche cada cuarto de hora.

Elimine de raíz la mastiti

Todos los productores lácteos tratan de prevenir la mastitis. Además de causar mucho dolor a las vacas, la mastitis reduce la producción de leche, aumenta los costes veterinarios y en general da más trabajo. El sistema de control de calidad de la leche ayuda a detectar la mastitis en fases tempranas. La función MQC-C opcional realiza recuentos regulares de las células somáticas de cada vaca, lo que garantiza una supervisión constante de su salud. Cualquier desvío a tener en cuenta aparece inmediatamente en el programa de gestión Lely T4C. La toma de medidas en una fase temprana garantiza unos niveles altos de bienestar y producción de leche, y además reduce la factura veterinaria.

Ordeño

Producir leche de alta calidad requiere tiempo y cuidados, vacas sanas y felices y tomar las decisiones correctas y más adecuadas a sus características y objetivos. Nuestras soluciones de ordeño automatizado le ayudan a tomar las decisiones correctas para conquistar esos objetivos.

Top

El sitio web de Lely usa cookies. Más información en esta página. Cerrar