La aceleración del proceso de secado le permite disponer antes de forraje con un contenido adecuado de materia seca. Con ello se aumenta la calidad y la consistencia del ensilado, y en consecuencia la salud y la productividad del ganado.

El diente acodado de Lely acelera el proceso de secado. El diseño exclusivo de este diente acodado, presente en todos los rastrillos henificadores Lely Lotus, aumenta la capacidad de henificado en un 50 % respecto de otros rastrillos henificadores del mercado, una capacidad que ningún rastrillo henificador de la competencia ha podido igualar desde su aparición hace más de 50 años.

Mayor rendimiento y rapidez

La forma acodada del diente hace que el levantamiento del cultivo sea más fácil y eficaz. Los dientes toman el forraje por ambos lados cerca de los rotores. Se hunden en el flujo de forraje y logran un agarre máximo del mismo.

Ello permite levantar y manipular sin esfuerzo no solo el material ligero y seco, sino también el forraje pesado y húmedo. En consecuencia, la máquina puede voltear un 50 % más de forraje que otros rastrillos henificadores.

La máxima capacidad, combinada con el diseño global del rastrillo henificador, permite transformar la máxima capacidad en velocidad. De esta manera, el rastrillo trabaja a una velocidad alta y ofrece un gran rendimiento.

Perfiles del suelo

El diente acodado garantiza un seguimiento cuidadoso del perfil del suelo. La posición arrastrada del diente le permite seguir el perfil del suelo para garantizar que el forraje se recoge y manipula sin problemas. El diente acodado goza de un mayor movimiento vertical que un diente recto gracias a sus cinco muelles.

La exclusiva combinación de la posición arrastrada y la flexibilidad que le otorgan los muelles minimiza la contaminación y garantiza la henificación uniforme de todo el forraje.

Content

Efecto de volteo óptimo

La innovadora construcción de los dientes acodados garantiza un volteo óptimo del forraje. De esta manera, el forraje húmedo, más pesado, se posa siempre sobre el forraje seco, lo que acelera el proceso de secado. Ningún rastrillo henificador con dientes convencionales puede proporcionarle este efecto de volteo.

Dos dientes

Para lograr un volteo óptimo, el diente acodado se compone en realidad de dos dientes, uno más largo para el forraje húmedo, más pesado, y otro más corto para el forraje seco. Esta variación en longitud crea una diferencia en velocidad durante la henificación. El diente largo se mueve aproximadamente un 12 % más rápido que el corto.

Secado más rápido

Puesto que el cultivo húmedo (capturado por el diente largo) se arroja a mayor velocidad, permanece en el aire más tiempo que el forraje seco. De esta manera, el forraje húmedo se posa siempre sobre el forraje seco, lo que mejora aún más el resultado final de la henificación.

Por lo tanto, los dientes acodados, junto con la anchura de trabajo amplia, permiten recoger y transportar los mayores volúmenes de forraje del mercado.

Henificado

Obtenga rápidamente el contenido óptimo de materia seca en sus cultivos acelerando el proceso de secado. Al hacerlo, está influyendo en la consistencia y calidad de su ensilado. Incremente la capacidad en un 50 % con los exclusivos dientes acodados de nuestros rastrillos henificadores.

Top

El sitio web de Lely usa cookies. Más información en esta página. Cerrar