Trabajando juntos para mejorar la calidad de la leche

La salud de la ubre es importante para la salud de la vaca y para una buena producción de leche. El uso del recuento de células somáticas (SCC) ha demostrado ser un método muy útil para predecir las mamitis.

20 de Marzo de 2015

Noticias

Sin embargo, este número fluctúa de manera natural, dificultando su control y tratamiento. Para evitar en la medida de lo posible el uso de medicamentos, es esencial tratar a las vacas en el momento oportuno. Lely introduce el muestreo SMART en el MQC-C, una herramienta opcional en el robot de ordeño que realiza el recuento de células somáticas en la leche, lo que garantiza un control SMART constante y un ahorro en reactivos y leche.

Durante el ordeño automatizado, la leche es controlada en todo momento. Usted dispone así de información vital sobre mastitis, nivel de grasa, proteína y lactosa para controlar la calidad de la leche y la salud de la vaca, y obtener así leche con una calidad óptima.

Evitar las mastitis puede ahorrarle mucho dinero por una menor producción de leche, costes veterinários y de mano de obra. El dispositivo opcional de medición del número de células somáticas MQC-C es muy importante para el control de la salud de las ubres. Este sistema integrado controla el número de células somáticas por cada ordeño y vaca de un modo muy eficaz.

El nuevo método de muestreo se ha desarrollado para reducir al mínimo la toma de muestras lo que reduce costes, al mismo tiempo que proporciona suficiente información para hacer un correcto seguimiento de las vacas. Con el muestreo SMART , se toma una muestra de cada tercer ordeño por vaca. Para las vacas que presentan un aumento en el número de células somáticas (SCC), se aumenta automáticamente la frecuencia de muestreo a cada ordeño durante el tiempo necesario. Al mostrar la evolución de los valores SCC el ganadero puede decidir cómo enfocar la situación y tratar a la vaca. Esto es, sobre todo, muy beneficioso para vacas en la última fase de lactación. Las decisiones basadas en hechos permiten tratar con mayor facilidad a las vacas secas. Ello contribuye al buen comienzo de la siguiente lactación.

Además, el control estructurado permite que la atención sea más exacta y precisa. La información se muestra claramente en el programa de gestión Lely T4C que permite conocer mejor el estado de cada una de las vacas. Por ejemplo, los valores SCC indican además el nivel de contribución de cada vaca al recuento de células en el tanque. El muestreo Lely MQC-C SMART hace un seguimiento constante de cada vaca y proporciona una atención precisa a aquellas que lo necesitan.

2-430xX-Smart-Sampling-MQC-C.jpg

Leer más noticias:

Top